contacto@factorskoda.es
/ Actualidad / Fallece a los 93 años Amalio García, ex cónsul honorario de la República Checa en Asturias

Fallece a los 93 años Amalio García, ex cónsul honorario de la República Checa en Asturias

Arantza Margolles Beran el 18 enero, 2017 - 11:45 am en Actualidad, República Checa y Asturias

Amalio García (Sotrondio, 1923), quien fuera cónsul honorario de la República Checa en Asturias hasta el pasado mes de septiembre de 2015, falleció ayer en su casa de Oviedo a los 93 años de edad. Trabajador incansable, heredero, sin duda, del amor por el trabajo que le infundieron en su casa -era hijo y nieto de mineros-, empezó su vida laboral con tan solo catorce años, cuando entró a trabajar a Duro Felguera junto a su padre, ingeniero fallecido tiempo más tarde en accidente.

A los veintitrés años fundó su primera empresa, Erin, dedicada al suministro de material para minería, pero no fue hasta rozar la sesentena que emprendió su proyecto cumbre. Con Equipos  y Servicios para Minería, Obra Civil, Medio Ambiente y Ferrocarriles (EMCOR), fundado por César Posada, Benigno Suárez (ambos ya fallecidos) y el propio Amalio García), se consagró al estudio y ejecución de proyectos de mecanización integral de capas de carbón, ejecución y avance de galerías, suministro de equipos para la minería subterránea, realización de sondeos, perforaciones y pozos, y diseño, construcción y montaje de equipos eléctricos de potencia y control en labores subterráneas.

EMCOR acabó por dar trabajo a setecientas personas, entre ellas muchas procedentes de la República Checa y Polonia, a donde había ido a conocer nuevos trabajos de mecanización para aplicarlos en Asturias. Fueron esos méritos los que le hicieron ser propuesto para desempeñar el cargo de cónsul honorario de la República Checa por parte de Václav Havel en julio de 1999, así como la Medalla de Asuntos Exteriores de la República Checa por su contribución al desarrollo de las relaciones checo-españolas en 2009, seis años antes de dejar el puesto debido a su avanzada edad.

Quienes conocieron a Amalio destacan hoy su irrefrenable pasión por el trabajo, que nunca llegó a dejar del todo: sobrepasados los noventa años, iba y venía cada semana de Madrid a Oviedo y viceversa, aportando su inigualable experiencia a las nuevas generaciones y contagiándolas de una abrumadora fuerza para trabajar día a día en pos de lo que fue su vida y, gracias a él, la de mucha gene: la minería.

Su funeral se celebrará esta tarde, a las seis, en la Basílica de San Juan el Real de Oviedo. La capilla ardiente estará situada hasta entonces en las salas 2 y 3 del Tanatorio Ciudad de Oviedo.

 

0 Escribir comentario
¿Te interesa? Compártelo con tus amigos en las redes sociales

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *